+34 629 408 277  rafaelcruz@ganaderiajosecruz.com  Contáctanos
Ganadería José Cruz

José Cruz

El nombre de un ganadero bueno

jose-cruz-ganadero

Joselillo Cruz, el nombre que lució un gran hombre en el paseíllo de su vida y que conservó con orgullo en recuerdo a una época de lucha y sacrificio… Una historia tantas veces contadas por él, recordada por los suyos a la sombra de una encina… que empieza un 14 de septiembre del año 1933, en Otxandiano un pequeño pueblo vizcaíno .

Siempre iniciaba su relato con énfasis , como si lo contara por primera vez, “todos los chavales querían ser futbolistas, yo quise ser torero”.

Y siguiendo ese sueño de niño. Con la misma firmeza y rotundidad que vivió y disfrutó el resto de sus aventuras, le hizo dejar a los suyos, el azul de su mar querido, el verde de los bosques de hayas, su tierra Vasca y sin mirar atrás llegó a las infinitas y ocres tierras de Castilla y se enamoró del campo charro .

De sus dehesas silenciosas, de su caminar tranquilo, del tiempo detenido en constumbres y rutinas.
Y sus ojos hambrientos de éxitos y pan se llenaron de colores nuevos, del rojo y amarillo de una muleta. Y todo él, del olor de la paja recién cortada. Del sabor del café calentado a la lumbre .

Pero sobre todo aprendió a esperar paciente, con el corazón desbocado una oportunidad en la tapia de una plaza de tientas a que el señor ganadero tuviese a bien dejarle dar unos pases a la vaquilla que otras manos sabias  ya habían acariciado .

A llenarse de ese momento único, tembloroso, emocionado, sólo en el ruedo con su rival frente a él . A cambiar una vida por un instante. A regresar  feliz con el atillo al hombro, un trapo una almohada una manta un todo al mismo tiempo. A Sentirse un ser especial y no cambiarse por nadie. A Rozar las estrellas con la punta de los dedos…

A tener un alma libre que le hizo diferente y único por el resto de sus días…

Rafael Cruz Iribarren

Mi padre me dejó un legado y me regaló un sueño. Dejó en mis manos una tierra que cuidar y amar, Cabezal Viejo y generosamente me regaló su quimera, ser criador de toros de lidia.

Me llamo Rafael Cruz, en honor a él, al hombre que me enseñó que la familia está por encima de todo y que hay que mantenerla siempre unida. Hoy mi vida está unida a cada piedra, cada encina, cada animal que nace y muere en un ciclo que se repite, siempre de modo distinto y único.

Hoy mi realidad es un maravilloso sueño… un amanecer en Cabezal.

rafael
cabezal-viejo-ganaderia

Cabezal Viejo

Finca con aproximadamente 400 hectáreas perteneciente al término municipal de La Encina (Salamanca). Se encuentra a escasos 8 kilómetros de Ciudad Rodrigo, pueblo con un conjunto monumental declarado patrimonio y perteneciente a la red de pueblos más bellos de España. La orografía de la finca está compuesta de valles, montanera, monte y pradera. Todo ello con su hermoso encinar que hace que sea una finca de una enorme belleza.

La finca está compuesta en sus instalaciones con una preciosa casa familiar, dos casas para mayoral y vaquero, tres naves (una de ellas destinada al molino para producir la alimentación de la ganadería), plaza de tientas con su cuarto de toreros y sus corrales, y más de 30 cercados dedicados a la vacada. Así mismo está la joya de la finca: una ermita de reciente construcción.

La finca lleva 25 años en propiedad de la familia y si de algo estamos orgullosos es que en el año 1991 cuando llegaron a estas tierras era un encinar vacío y lleno de piedras y tras 25 años es nuestro paraíso, un lugar para soñar en bravura.

Si quieres disfrutar de una visita ganadera en Salamanca, no dudes en visitar nuestra web http://cabezalviejo.com/